viernes, agosto 12, 2011

Declaración en Defensa de la Ley Orgánica por el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia

La Red de Colectivos "La Araña Feminista", el Frente Bicentenario de Mujeres 200, La Corriente Bolívar y Zamora, individualidades y organizaciones regionales de mujeres y feministas, todas socialistas y revolucionarias nos vemos obligadas a dirigirnos a la opinión pública después de ciertos comentarios y titulares de prensa en los cuales se insinúa que la grave crisis carcelaria que actualmente sufre el país es producto de una de las conquistas reivindicativas del movimiento de mujeres venezolanas, como lo es la entrada en vigencia el 2007 de la Ley Orgánica Sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.

A este respecto consideramos dejar en claro que la ley que tipifica 19 formas de violencia contra la mujer entre las que están delitos contra la misma humanidad y algunos producto de la delincuencia organizada. Algunos de los delitos son la trata de mujeres y niñas para la esclavitud doméstica o sexual, la esterilización forzada, el acoso sexual en sitios de trabajo o educativos, la violación, la prostitución forzada y hasta el terrible flagelo de la violencia doméstica. Delitos cuyas penas van desde la simple multa hasta la merecida privación de la libertad. Sólo siete de estos delitos reciben penas mayores de 5 años. Sabemos por nuestra militancia en las calles que si bien ha aumentado el número de denuncias son quizá demasiado pocos los casos que llegan a los tribunales y por tanto pocas las sentencias. La mayoría se quedan en medidas cautelares de protección. Una de las principales quejas de las mujeres víctimas de violencia es que denuncian, pero luego no se hace justicia, pasa el tiempo y sus casos son olvidados, y por ende la situación de violencia continúa o se acentúa.

Se usa el número de denuncias como un indicativo de horror y luego se asocia a la posibilidad de que algunas mujeres estén usando a la ley para vengarse. Quedando develada la mentalidad patriarcal que se le adjudica a la mujer el “mal” cuando osa revelarse así sea, en la defensa de su propia vida. Les tenemos noticias: la experiencia de vida de militantes nos dice que esa cifra no es sino un pálido reflejo de lo que cientos de mujeres viven hoy en sus hogares, sitios de trabajo, y entornos sociales. Los y las invitamos a hacer memoria, se darán cuenta que casi todos y todas las que oyen y leen esta nota conocen de un caso de violencia doméstica, el de una amiga, el de un familiar, el de una compañera de trabajo, esa es la dimensión del problema.

Como un sólo bloque, de mujeres comprometidas con la construcción del socialismo feminista defendemos nuestra ley, instrumento por la vida que se ha convertido en ejemplo de legislación, desde la revolución bolivariana contra la opresión y la violencia. Y convocamos a un debate nacional entre las instituciones y el pueblo que fortalezca una sociedad libre de violencia contra las mujeres.

Por el Socialismo Feminista

Viviremos y venceremos



No hay comentarios:

Género con Clase Impreso