viernes, julio 22, 2011

Y salimos a Marchar… Por la Sexogenerodiversidad

Por: Yosjuan Piña Narváez / Colectivo Sin Verguenza
@erchos
“El padre de Venezuela” se encapucha con la bandera del arcoiris. Ya retumbaban en mi cabeza posibles comentarios: “Es una falta de respeto”, ¿cómo se te ocurre burlarte de Bolívar? Estaba claro todo, la sexualidad de un Patriarca no se puede cuestionar, y mucho menos flexibilizar la rígida heterosexualidad construida en torno a la figura de Bolívar. Y encapuchamos a Bolívar con los colores de la diversidad.

¿Y por qué Bolívar no puede usar los colores del arcoìris?
La respuesta es simple, a 200 años de independencia, no hemos alcanzado la independencia de prejuicios y moralismos pacatos. A 200 años de independencia, 12 años de revolución las identidades sexogenerodiversas no dejan de ser un estigma dentro de muchos grupos de la “Revolución”, -si, las comillas son intencionales-. Está claro, la heteronormatividad inducida, obligatoria no deja de ser un comodín para “desconocer lo diverso”. El moralismo y la hipocresía del Estado también lo es. Hay que evidenciar el notable, válido y aceptable apoyo y voluntad política a para la realización de la marcha “del orgullo gay”. Si, entiendo que no existe razón para estar orgullosxs, y que al hablar de “orgullo gay”, no incluye todas las identidades sexogenerodiversas, pero es el nombre con el que se le conoce a la marcha, y creo que pocxos lo cuestionan.

¿Por qué marchamos?
Varios colectivos (Asdre, Divas de Venezuela, Sin Vergüenza) Decidimos hacer unas pancartas y enfrentar desde un contra sentido la marcha: “lo gay como mercancía”, la deuda del gobierno con la inclusión de la población sexogenerodiversa más allá de lo simbólico, sino en términos de derechos, sin reducir toda la lucha a un reformismo netamente legal, que obvio, es necesario, pero no lo único. También marchamos por el hecho de reconocer la heterosexualidad como parte de la sexogenorodiversidad, y ampliar la lucha por la inclusión. Porqué la heterosexualidad forma parte de la diversidad sexual...


Porque la heterosexualidad ha construido una frontera con sexualidades otras y se fundamente en reproducir una sexualidad obligatoria a través de la Lesbo-homo-transFOBIA, porque la heterosexualidad implica estar siempre en closet y negar manifestaciones que la contradigan, porque la heterosexualidad obligatoria es hija del patriarcado y niega identidades otras.... sexualidades otras
Porque no nos da pena abrazar, caminar y luchar con y por la sexogenerodiversidad....



La política escarchada

“Yo no soy político, solo soy el animador”, gritaba quien dirigía la marcha en un camión dispuesto por el Gobierno Bolivariano. Y es que era un lugar común esta marcha, ocultar el acto político, reivindicativo y trasgresor de las identidades tras los coros de “La Gaga” y exóticos trajes con lentejuelas y plumas, a pesar que las voces roncas de los movimientos de izquierda entonaban consignas reivindicativas en la punta de la marcha.

“Gloria al bravo Pueblo”… rimel, sudor y fervor

En “una sóla voz” se sintió el himno nacional. Con bemoles, con falsetes, y voces toscas refinadas, voces finas agravada, simplemente voces sexogenerodiversas que copaban la AvUniversidad y gritaban al llegar a la Asamblea nacional: “igualdad e inclusión”. Una igualdad medianamente reconocida en el Art 21 de la Constitución, pero no enunciada por el parlamento, por algún ministro o minista. ¿Qué piensa el gobierno sobre la sexogenerodiversidad? ¿Seguirá el silencio ante esta multitudinaria marcha? ¿Seguirán las políticas públicas heteronormadas?

La burriquita sì, Lady-Gaga, no

Alrededor del Bolívar (La estatua llena de pupú de palomas)una concentración bicentenaria, niños y niñas con trajes de patriotas, trova, tambores, otra vez trova, la burriquita música popular y otra vez trova, se escuchaba en la Plaza del Casco histórico de Caracas. La pancarta de Bolívar encapuchado generaba incomodidad, la tolerancia llegó a un límite. La independencia de prejuicios ataca de nuevo. Un tumulto de personas se congregan alrededor de un grupo de chicxs trans que transitaban por la plaza con hot-pants, ligueros y atuendos cual Lady Gaga. Voces de repudio y rechazo. El argumento: “acá hay niños y niñas”, “esa vestimenta no es adecuada para estar frente al Liberetador”. "los queremos, pero allá" (al margen de la plaza). ¿Es que acaso los hombres que bailaban la burriquita no estaban vestidos de mujer? ¿Es que acaso los niños y niñas no se ven invadidos por vallas publicitarias cerveza que “adornan” toda caracas? ¿Es que acaso el señor que pedía a gritos que se vayan las trans de la plaza, no se ha tomado una cerveza en cuya lata hay una mujer casi desnuda, y seguramente lo ha hecho en presencia de una niña o niño? Hipocresía.


Caracas Bipolar

Por un lado la fiesta patriota… por otro lado coros de Madona, bailes eróticos y mucho maquillaje. ¿Alienación, enajenación, ante la industria cultural y el pop? no lo se. Es muy fácil juzgar pero no había ningún puente entre ambos mundos “el mundo bicentenario y el mundo del ¿hedonismo? (no me atrevo a calificar)”, y cuando personas “de aquel lado de la avenida” decidieron pasar a la Plaza Bolívar se encontraron con una trova que llena de mensajes revolucionarios, y con muchos gritos libertarios se contradecían con algunas expresiones de repudio a la diversidad. Y es que la diversidad implica reconocer “la diversidad cultural”, una diversidad que no puede ser homogenizada sólo por las letras de Alí, Facundo, o La Cantera, el Tamunangue y la burriquita ¿Quién le canta a la sexogenerodiversidad? ¿Lloviznando canto? Si, ya se, el pop incomoda, “supuestamente aliena”, y quien esté libre de Pop, y alienación que lance la primera cotufa. Basta de purismos y esencialismos culturales (sin ánimos de rayar en el relativismo y en el todo vale)[1].



Una Av llena de identidades que se expresaron, que tomaron alcohol, se besaron, bailaron, gritaron consignas, al igual que cualquier otra marcha, pero con menos o más nivel de politización, pero lo cierto es que son (somos) personas diversas que sienten (sentimos) y que pareciera que incomodara al gobierno hablar de políticas públicas que impliquen personas sexogenerodiversa, pareciera que en tiempos de revolución la revolución sexogenerodiversa, está en las calles, en la cama, en la web, en el callejón, en la mente y corazones de muchxs, pero no en la Asamblea, en las leyes, ni en los discursos de Políticos y las Políticas (con “P” mayúscula) .


Yosjuan Piña Narváez
@erchos
http://www.blogger.com/img/blank.gif

[1] Entiendo que detrás de la industria cultural está toda la maquinaria capitalista operando, que se crea identidades enlatadas, productos para vender, íconos que lucran a muchas trasnacionales. Lo sé, pero es reduccionista a estas alturas hablar de alienación, sin matices, subestimando la capacidad crítica de quien consume un mensaje, de quien se apropia y lo re-semantiza y construye nuevos significados.


Blog: Colectivo Sin Verguenza

No hay comentarios:

Género con Clase Impreso