miércoles, junio 08, 2011

El CNH llevó a las Mujeres del Santo lugar a la Liberación...

PRENSA CNH
Del santo lugar a la liberación (1810-2010). Las mujeres venezolanas construyendo nación es el nombre del conversatorio basado en el dossier publicado en la última edición de la revista Memorias de Venezuela, el cual reivindica el papel de las féminas como protagonistas y constructoras de la nación.

La actividad realizada en el Museo Alejandro Otero (MAO) ubicado en el Complejo Cultural de La Rinconada, fue organizada por el Ministerio del Poder Popular para la Cultura, a través del Centro Nacional de Historia y el MAO, con el propósito de reivindicar la participación femenina en la historia republicana de Venezuela.

Participaron cinco panelistas de amplia trayectoria académica en el ámbito del feminismo nacional: Marianela Tovar, historiadora y profesora de la Universidad Central de Venezuela (UCV); Gioconda Espina, profesora de Teoría Feminista en el área de Estudios de la Mujer de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales (FACES) de la UCV; Alba Carosio, directora del Centro de Estudios de la Mujer y editora de la Revista Venezolana de Estudios de la Mujer; Emma Martínez, profesora egresada de la Escuela de Educación de la UCV, y Fernando Aranguren, activista político y actor fundamental del movimiento feminista venezolano.

Alba Carosio, quien es directora del Centro de Estudios de la Mujer y editora de la Revista Venezolana de Estudios de la Mujer, trató el tema titulado Muchas rebeldes, las mujeres en el proceso independentista en América Latina, la editora aseguró que los españoles trajeron junto con la conquista unos libros de consulta utilizados a lo largo y ancho de toda América Latina y “las mujeres se formaban en base a lo que ellos decían, ya que estos textos respondían a la necesidad de mantener a la mujer en su santo lugar: el lugar de criar los hijos y obedecer al marido”, afirmó Carosio.




La profesora Emma Martínez expuso el tema llamado De una educación de oropel a la participación y protagonismo de las mujeres en Venezuela (1910-2010), la educadora comentó que los programas escolares aplicados a la educación de las niñas estaban organizados en criterios biológicos-funcionalistas, espiritual-moral y religioso, dándose una cierta apertura a la educación y el trabajo feminista en la década de los 80, añadió que “después del decreto de 1870 promulgado por Antonio Guzmán Blanco se consagra la obligatoriedad, gratuidad y organización de la educación, se inicia la modificación de la estructura colonialista en la escuela, aminorando así la exclusión”.

Fernando Aranguren, quien es activista político y actor fundamental del movimiento feminista venezolano, disertó sobre el tema Construcción visual de las conquistas de lo femenino, expresando que desarrolla una muestra expositiva en el Museo Alejandro Otero desde el 2006 con la idea de reconquistar la memoria de las mujeres por parte de sus propias protagonistas, “tenemos miles de artistas femeninas venezolanas que no eran muy conocidas porque en nuestros museos generalmente no se presentaban sus trabajos”.

La historiadora Marianela Tovar habló sobre el tema Feministas e historiadoras: ¿Hay una historia feminista en Venezuela?, manifestó que antes de la década de los 80 en Venezuela, por lo general, no existía vinculación entre historiadoras y feministas, añadió que en esa época aún no se planteaba una clara conciencia feminista, además afirmó que “uno de los primeros trabajos que intentan rescatar las luchas de las mujeres son los realizados por Carmen Clemente Travieso”, quien fue la primera mujer reportera que tuvo nuestro país.

Finalmente la profesora Gioconda Espina conversó sobre el tema denominado El feminismo de los 80 en Venezuela, recordó que la escritora y pensadora feminista francesa Flora Tristán, autora del libro La Unión Obrera, fue a fines de la primera mitad del siglo XIX, antes de cumplir 50 años, debido a las complicaciones causadas por disparos efectuados por su cónyugue, añadió que este libro fue la primera publicación que impulsó la incorporación de las mujeres obreras en el movimiento revolucionario del proletariado, sin embargo no fue incluida en la lista de socialistas utópicos que se publicó en el Manifiesto Comunista de Marx y Engels. (Fin/ Kenyer Velásquez)

No hay comentarios:

Género con Clase Impreso