sábado, mayo 28, 2011

Aborto y Bioética...

Tomado de: Huelga de Vientres
… “A las 12 semanas el desarrollo del cerebro está apenas en sus etapas iníciales y no se ha desarrollado la corteza cerebral ni se han establecido las conexiones nerviosas hacia esa región que son indispensables para que puedan existir las sensaciones.”… (Colegio de Bioética de México).

La bioética es la rama de la ética que pretende proporcionar los principios orientadores de la conducta humana en el ámbito biomédico. Es decir, tanto en el ámbito de la medicina como en el del medio ambiente y en el debido trato a los animales.

Existen discrepancias dentro de la discusión bioética. Una corriente reduce su campo a lo moral o inmoral de diversos tratamientos médicos y de la innovación tecnológica. Otra corriente, en cambio, plantea que la ética debe incluir la moralidad de todas las acciones que puedan ayudar o dañar organismos capaces de sentir miedo y dolor. Son justamente los científicos que pertenecen a esa corriente los que hablan a favor del derecho al aborto.

Desde un punto de vista científico, existe una clara división en torno al tema. Por un lado, están quienes defienden que el embrión es una vida desde el momento de la fecundación, independientemente de su grado de desarrollo y de su viabilidad fuera del útero. El argumento que afirman quienes están en contra del la libertad individual de decidir interrumpir un embarazo, es que el embrión posee un ADN diferente al de la madre, puesto que esta corriente plantea que el ADN es la “fuente” de toda especie humana. Destruirlo, sería por lo tanto, acabar con la especie, según su concepción. Estos científicos están en contra del derecho al aborto, ya que lo consideran un asesinato basándose en que el ADN de cada ser humano es absolutamente único e individual para siempre, porque creen que es un ser irrepetible.


Por otro lado, están los que defienden que el embrión no es un ser humano, y por tanto están a favor del derecho al aborto y de su despenalización, ya que no lo consideran un asesinato. Pertenecientes a esta corriente son los científicos del Colegio de Bioética de México.

Un embrión NO es una persona

El Colegio mencionado afirma que “los conocimientos científicos sobre el genoma, la fertilización, el desarrollo del embrión humano y la fisiología del embarazo, indican que el embrión de 12 semanas NO es un individuo biológico ni mucho menos una persona, porque:

a) Carece de vida independiente, ya que es totalmente inviable fuera del útero.

b) Si bien posee el genoma humano completo (la información genética de cada ser vivo), considerar que por esto el embrión de 12 semanas es persona, obligaría a aceptar como persona a cualquier célula u órgano del organismo adulto, que también tienen el genoma completo. La extirpación de un órgano equivaldría entonces a matar a miles de millones de personas.

c) A las 12 semanas el desarrollo del cerebro está apenas en sus etapas iniciales y no se ha desarrollado la corteza cerebral ni se han establecido las conexiones nerviosas hacia esa región que son indispensables para que puedan existir las sensaciones.

d) Por lo anterior, el embrión de 12 semanas no es capaz de experimentar dolor ni ninguna otra percepción sensorial, y mucho menos de sufrir o de gozar”.

Feministas y científicos de acuerdo

Con base a todo lo recién dicho, es que nosotras –defensoras del derecho al aborto- concordamos con este Colegio, en que la penalización de éste atenta contra los derechos de las mujeres. Por ejemplo, contra el derecho a la autonomía y a la libertad. Hablamos de que las mujeres puedan decidir sobre su cuerpo y plan de vida de acuerdo a sus propias necesidades y deseos. También, transgrede la dignidad y la igualdad social. Es decir, al no haber derecho al aborto, a las mujeres pobres no nos queda otra opción que hacernos abortos clandestinos en condiciones insalubres lo que nos provoca graves daños a la salud y arriesga nuestra calidad de vida. Mientras que, en esa misma situación, las mujeres ricas están en condición de pagar, más de un millón de pesos, por un aborto ilegal que será hecho en una clínica con médicos capacitados y mejores condiciones higiénicas.

Podemos decir que detrás de la penalización del aborto, existe una clara discriminación hacia las clases explotadas y oprimidas, un ataque hacia la igualdad social.

Finalmente, llamamos a la reflexión sobre el punto: la despenalización del aborto NO OBLIGA a abortar a quienes no quieran hacerlo. O sea, no coloca a esas mujeres en contra de sus principios, mientras que la penalización del aborto PROHIBE a las que sí lo quieren hacer, tomar sus decisiones de acuerdo a lo que necesitan y consideran correcto para sí mismas. De paso, cualquier mujer que aborte hoy en Chile o en otro país que penaliza el aborto, será vista y tratada como una criminal, especialmente las mujeres pobres.

Fuentes:

Tapia, R. “La formación de la persona durante el desarrollo intrauterino, desde el punto de vista de la neurobiología” Documentos elaborados por el Colegio de Bioética, Sección Publicaciones, Colegio de Bioética A.C.

Colegio de Bioética A.C. “Sobre despenalización del aborto en el Distrito Federal” Desplegados del Colegio de Bioética, Sección Publicaciones, Colegio de Bioética A.C.

No hay comentarios:

Género con Clase Impreso