viernes, abril 01, 2011

México: PEMEX reprime a mujer sindicalista

Silvia Ramos Luna
La haine El 4 de septiembre de 1995 fui despedida de Petróleos Mexicanos junto con otros 27 compañeros (el mismo día a la misma hora), por haber formado el Sindicato de Técnicos y Profesionistas Petroleros, hoy UNTyPP, por lo que presenté una demanda laboral por despido injustificado. Posteriormente y ante la necesidad de obtener el ingreso económico necesario para la subsistencia propia y familiar, ingresé a trabajar el día 16 de octubre de 1995 en la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) como Subdirectora de Área, institución en donde laboré hasta el 22 de abril de 2009. El día 2 de marzo de 2010, fui notificada de citatorio emitido por el Órgano Interno de Control de la SEMARNAT para presentarme el día 17 de marzo de 2010 en sus oficinas, a una Audiencia de Ley, toda vez que se había instaurado en mi contra, un Procedimiento Administrativo por supuesto Conflicto de Intereses, sin precisar la existencia de daño patrimonial o de cualquier tipo que lo sustente.

Utilizan argumentos tan absurdos como los siguientes: “independientemente, de que se encontraron en diversas páginas de Internet publicaciones de escritos y manifiestos de dicha ex servidora pública, en contra de Petróleos Mexicanos, lo que se traduce en una presunta deficiencia del servicio prestado e implicó un abuso de su cargo, escrito y manifiestos que fueron encontrados con la visita que el personal del área de quejas de este Órgano Interno de Control en la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, realizó a la página de internet http:www.google.com.mx/ con la finalidad de verificar si había alguna información referente a la C. Silvia Ramos Luna, que estuviera relacionada con las presuntas irregularidades investigadas dentro del expediente citado al rubro, situación que quedó asentada en la Constancia de fecha quince de septiembre de dos mil nueve (fojas 423 a 455), la cual se cita a continuación:

1.- impresión página web: archivos radio bilingüe; htpp://archivosderb.org; “línea abierta: EDICIÓN MÉXICO. Viernes 24 de julio de dos mil nueve; en el que se relaciona a la ingeniera Silvia Ramos Luna con el EZLN.(sic)”

El Órgano Interno de Control fundamenta el supuesto conflicto de intereses en información obtenida en la página de internet http://google.com.mx, llegando al colmo de señalar que éste, se desprende del ejercicio de mi libertad de expresión y asociación sindical al vincularme con el EZLN y organizaciones sindicales, lo anterior sin conceder que la información publicada fuera cierta, en una clara criminalización por mi forma de pensar, lo que actualiza una violación a mis derechos humanos de pensamiento, expresión y asociación.

En tal orden de ideas, resulta sospechoso que el Procedimiento Administrativo se haya instaurado una vez que se determinó mi reinstalación definitiva en Petróleos Mexicanos, organismo que denunció el supuesto conflicto de intereses. Después de un procedimiento de 14 años y 8 meses ante la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje, el cual gane ante diferentes instancias y etapas, precisamente cuando se reconoce mi derecho a reinstalarme en el puesto del cual fui despedida injustificadamente y que PEMEX ya no puede negarse a ello, se me informa que se me instaura un procedimiento administrativo con el fin de echar para atrás mi reinstalación. Es también de hacer notar que he participado activamente en la organización y registro de la Unión Nacional de Técnicos y Profesionistas Petroleros, sindicato al que pertenezco. Coincidentemente con el registro sindical, el proceso de reconocimiento de la misma por parte de las autoridades de PEMEX y la obtención de mi reinstalación definitiva, se promueve la denuncia por parte de la empresa petrolera, en una evidente represalia por mi activismo sindical.

A pesar de haber aportado las pruebas que acreditaban mi inocencia y la violación a mis derechos humanos, el Órgano Interno de Control de la SEMARNAT resolvió el 8 de octubre de 2010. que eran válidas las pruebas consultadas en internet y por lo tanto era culpable, sancionándome excesivamente al inhabilitarme por 10 años. Ante la ilegalidad de la resolución, el 29 de noviembre de 2010 presenté ante la Sala Regional Metropolitana del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa, demanda de nulidad contra dicha resolución y solicité la suspensión de la ilegal sanción. El 8 de febrero de 2011 presenté un recurso de Reclamación contra la negativa a la suspensión, el cual se encuentra en trámite al igual que la demanda de nulidad. Como no hay resolución firme, la sanción no puede ser ejecutada, y por tanto cualquier acción en ese sentido constituye una violación a mis derechos laborales y garantías al debido proceso, sin embargo, el día 29 de marzo se me informa que a partir del 30 de marzo de 2011 estoy inhabilitada por un periodo de 10 años para trabajar en Petróleos Mexicanos, lo cual viola mis derechos laborales y humanos.

Soy presunta culpable no se de qué, pues en ninguno de los documentos que se han presentado durante el juicio se menciona cual es el daño causado, supongo que a Pemex, ni sé cuándo ni cómo. El artículo 13 de la Ley Federal de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos indica “Cuando no se cause daños o perjuicios, ni exista beneficio o lucro alguno, se impondrán de seis meses a un año de inhabilitación”, hasta ahora no se ha acreditado ningún daño o perjuicio, ¿Porque se me imponen 10 años de sanción?

Soy desde hace muchos años defensora de los Derechos Humanos, integrante del Frente Mexicanos Pro Defensa de los Derechos Humanos, por lo que independientemente de los daños moral, económico y social que me causa esta absurda sanción, lo que más me preocupa es la posibilidad de que cualquier ciudadano pueda ser acusado utilizando como prueba fehaciente consultas en internet, de que se utilice las ideas, escritos, entrevistas de radio para ser acusado de cualquier delito, de que se criminalicen las luchas por la defensa de los derechos laborales, sociales, políticos, humanos y de cualquier índole.

Nuestro país, está sumido en la peor crisis de su historia, la iniciativa de nueva Ley de Trabajo propuesta por el PRI, despoja a los trabajadores de sus derechos elementales, mientras el gobierno empeña la renta petrolera hasta el 2018, por lo que se requiere de nuestra acción comprometida para detener la debacle. No podemos mantenernos ajenos como lo pretenden quienes desde el poder pretenden intimidarnos para que dejemos de luchar. Hoy, a pesar de las acusaciones sin fundamento, de las sanciones sin sustento, ratifico mi decisión de seguir luchando por la defensa de los derechos labores de los trabajadores, particularmente de mis compañeros de la Unión Nacional de Técnicos y Profesionistas Petroleros (UNTyPP) de la que soy orgullosamente integrante, por la defensa de la Soberanía Nacional, particularmente en contra de la Privatización de mi empresa Petróleos Mexicanos y por la defensa de los derechos humanos en todo el mundo particularmente en mi querido México, porque creo, sueño y estoy convencida de que otro Pemex es posible, otro México es Posible, otro mundo mejor es Posible.

¡¡Hasta la victoria siempre!! ¡¡Venceremos!!

Ing. Silvia Ramos Luna

La Haine

No hay comentarios:

Género con Clase Impreso