viernes, abril 08, 2011

A la mujer venezolana la mueve la pasión y el amor

YVKE Mundial
“Hoy más que nunca la mujer juega un papel importantísimo dentro de la sociedad venezolana, ya que contribuimos en la transición del capitalismo al socialismo. Hoy las mujeres, hasta las más humildes dejan a sus hijos en casa, hacen los quehaceres del hogar más temprano y salen a la calle a jugar un papel de compromiso con el país”, así lo manifestó Aydee Romero, secretaria general del Sunepincret y miembro de la Dirección Nacional del Frente de Trabajadoras Socialistas del PSUV.

Esta mujer luchadora oriunda de Acarigua, estado Portuguesa expresó que las mujeres cada día más tomamos la batuta de este proceso revolucionario, y es por ello que el pasado 08 de marzo, día que se celebró el Día Internacional de la Mujer, “se rindió homenaje y se conmemoró dicha fecha en honor a las mujeres mártires, las cuales fueron quemadas en una fábrica textil, y a raíz de esta tragedia, hemos conquistado grandes beneficios”, puntualizó.

“Soy campesina, mi crianza no fue muy fácil, sin embargo he salido para adelante, porque me he propuesto una meta de vida y mis dos hijos son universitarios y trabajan los dos. Siento que he cumplido un rol dentro de la sociedad”, afirmó con gran orgullo.


Ella lleva 10 años trabajando en el Instituto Nacional de Capacitación y Recreación de los Trabajadores (Incret). Actualmente se desempeña como secretaria I de la dirección de turismo de la institución.

Con respecto a la capacidad de trabajo que tienen, expresó que “nosotras las mujeres por nuestra propia naturaleza empezamos a trabajar desde muy pequeñas, por el rol que nos inculcan nuestras madres y padres, quienes nos dicen que nosotras debemos cumplir con tareas domésticas, mientras que el varón juega pelota”.

Igualmente no deja de reconocer que la sociedad ha cambiado y los hombres hoy en día apoyan más a las mujeres. Particularmente expresó que ha contado con el apoyo incondicional que le ha dado su compañero de vida, quien durante 30 años ha estado junto a ella de forma estable.

Nos mueve la pasión y el amor

Romero explicó que la mujer venezolana trabaja con mucho amor y pasión. “ Nosotras nos vamos a trabajar en los comités de tierra, de salud, y cuantas veces la revolución nos necesita en la calle, dejamos a nuestros muchachos en casa y cumplimos con nuestro compromiso”, detalló.

Contamos con el apoyo de nuestro comandante presidente Chávez, es un gran hombre, él se declara obrerista y feminista.

Al ser consultada sobre qué aspiraba ella lograr en la sociedad dijo contestó que su aspiración es que ningún instituto del Estado se quede sin tener visión de mujer. “Que entiendan que la equidad no es un capricho, que nosotras las mujeres necesitamos un espacio diferente al de los hombres, desde el punto de vista laboral”.

De esta forma comentó que “mientras que la mayoría de los hombres se acuestan al llegar a la casa y le dan un beso a sus hijos de buenas noches, nosotras las mujeres nos quedamos haciendo el almuerzo para el otro día, tendiendo la ropa, entre múltiples obligaciones más”, detalló.

Igualmente hizo hincapié en el hecho de la producción de riquezas que ellas generan, “por ejemplo la mayoría de las empresas privadas de manufactura y textil están integradas por mujeres y cumplen un horario igual que el hombre. Cuando salen embarazadas en una empresa privada le quitan el derecho de amamantar a sus hijos, es por eso que estamos pidiendo que el permiso postnatal se extienda para estar más tiempo con nuestros hijos”, manifestó.

La mujer cumple un papel muy importante en este proceso revolucionario

Son múltiples los papeles que las mujeres desempeñamos en nuestras parroquias, sectores, escuelas, sitio de trabajo, “imagínate siempre las mujeres estamos dando la batalla, la mujer socialista, unida”, así se expresó de la mujer Elia Cuba, dirigente del PSUV por la parroquia El Paraíso.

“La mujer cumple un rol muy importante en este proceso revolucionario y que gracias al comandante Chávez las féminas se han visto tomadas en cuenta. La mujer en la calle, en la casa y yo que soy viuda hago el doble papel, sin embargo eso no me resta a mi la lucha social, mi trabajo en el partido”, dijo complacida.

Resaltó que su esposo, quien tiene dos años de haber fallecido, siempre le brindó mucho apoyo, “yo no tenía hora para llegar a la casa por el trabajo social que he realizado, y mi esposo siempre estuvo allí . Son muy pocos los hombres que apoyan a la mujer en este proceso. Antes éste era muy machista, la mujer era solo para servirle a la casa y atender el hogar, ahora la sociedad ha cambiado, ellos también han evolucionado y entienden nuestro rol en la sociedad”, manifestó.

“Ahora tanto el hombre como la mujer tienen que salir a la calle a luchar, porque la mujer está jugando un papel muy importante, nos sentimos desprendidas, entusiasmadas y contamos con libertad”. En este sentido, reflexionó que la libertad no se puede confundir con el libertinaje.

También Cuba reconoció que “gracias a nuestro comandante presidente Chávez este nos transmite esa paz y ese amor a la comunidad y se han logrado grandes avances para las féminas”.

Al mismo tiempo destacó que es de suma importancia empezar por inculcar los valores desde la casa a nuestros hijos y niños. “Es importante educarlas hacia el trabajo, hacia la lucha, emprendedoras y no esperar a que las cosas se den por sí solas. Los niños se tienen que ir preparando”, detalló.

Madres y padres al mismo tiempo

Maribel Barrios, se encuentra refugiada en el Incret y trabaja como colaboradora en la cocina de la institución, atendiendo a un promedio de 300 compatriotas que quedaron sin casas producto de las fuertes lluvias durante noviembre y diciembre del 2010.

Esta madre de tres niños consideró que la mujer hoy en día juega un papel muy importante, “porque realiza trabajos que realizan también los hombres”.

En este sentido, reflejó una lamentable realidad que se vive en nuestra sociedad. “ Hay bastantes mujeres que son madre y padre al mismo tiempo, entonces es muy importante nuestro rol porque Dios nos ha dado el Don que sólo lo tenemos las mujeres, la bendición de ser madres”, esto lo compartió mientras colaboraba en la cocina para realizar el almuerzo a los cientos de compatriotas refugiados en el Incret.

No hay comentarios:

Género con Clase Impreso