martes, febrero 15, 2011

Solidaridad con Clara Villaroel: Cuando nuestra práctica social convierte en simple retórica lo que decimos

Por: Elena Ibarra /Aporrea
Hace algunos días recibí un correo de una compañera de lucha de Anzoátegui la camarada “Clara Villarroel”, informaba en dicho correo a cerca de los atropellos de que fue objeto con motivo de la entrega del cargo de Directora de Estado del Ministerio de la Mujer en dicha región, cargo que como ella misma señala, lo realizaba ad honoren; yo no pretendo realizar una defensa por Clara, porque ella no lo necesita, pues además de su ardua labor en Anzoátegui y su calidad humana, es del PSUV y supongo que su partido deberá tomar partido en dicha situación, lo que voy es a protestar enfáticamente por dicho tipo de agravios, pues así no se construye sociedad socialista alguna, y de nuevo tengo que recordar a aquella camarada que protestó por la designación de la actual Ministra de la Mujer, pues no se equivocó, y el devenir histórico, inexorable, lo confirmaría.

Un poco de historia es necesario en todos los y las revolucionarias, a fin de entender que las palabras no son suficientes, siempre se ha de unir la teoría y la práctica, el o la revolucionaria nunca se ha contentado con slogan, o con un discurso hueco o rimbombante, ya de eso estamos cansadas (os), la derecha era experta en ello, palabras, palabras y pocas acciones, Nosotras (os) los “verdaderos” (y disculpen la inmodestia) revolucionarios o revolucionarias debemos ser cónsonos con los preceptos de solidaridad, respeto, ética socialista, que avale lo que nuestro discurso dice; es necesario recordar que los y las teóricos y militantes del marxismo, corazón del socialismo mundial se esforzaron siempre por aplicar el marxismo a un mundo en continua transformación, Teoría y Práctica.



Los principales aportes incluyen teorías sobre el partido (Lenin), la huelga de masas (Luxemburgo), la revolución permanente (Trotsky), el imperialismo y la economía mundial (Luxemburgo, Bujárin, Lenin y Trotsky), el papel contrarrevolucionario del estalinismo (Trotsky), el fascismo (Trotsky), y la restauración del elemento dialéctico, activista, a la filosofía marxista (Lenin, Gramsci y Lukács), por sólo nombrar algunos, escritos siempre producto de la práctica, alejado de la simple contemplación o “erudición de escritorio” de la derecha, El padre del marxismo, Carlos Marx, no se equivocó cuando señaló “el hombre es su práctica”.

Pudiesen decirse muchas cosas de la Sra. Ministra, pero su práctica más temprano que tarde la delatarían, una mujer sin noción de Género, ella dirige el ministerio y por lo tanto es la responsable directa de sus trabajadores y trabajadoras, entonces ponga coto, pues de caso contrario, se vuelve cómplice. Camarada Clara cuando yo decidí regresarme a la Universidad, pensé en todo eso, muchas me criticaron, pues yo debía esperar a que la ministra me solicitara el cargo, No Amiga, pues cuando una pelea contra la derecha, sabiendo a que atenerse, se arma, pero cuando los ataques, vienen de quienes se hacen llamar socialistas, la cosa es peor, pues no sólo duele, sino que una no sabe como resguardar sus derechos sin que se vea como que nos estamos comiendo unos con otras, en este caso unas con otras, y es precisamente donde la cosa es delicada.

Creo que tienen un desconocimiento tal de género, que en vez de seguir con tan loable tarea en cuanto a concienciación, dicho sea de paso realizada brillantemente por María León, llegaron destruyendo, con mentiras y zancadillas tan de derecha que da escalofrío, atacando por envidia a quien no deben, y yo me pregunto ¿en verdad estas señoras y acompañantes son socialista?, o es la derecha enquistada en las filas del PSUV, o son las y los socialistas de camisa roja y esencia de derecha, cuidado. Amiga Clara, así paso conmigo llegaron diciendo que no había ninguna planificación, y les enseñe la planificación, le mostré como la teníamos publicada en cartelera y se hicieron oídos sordos, les mostré los informes y no los leyeron, y como no pudieron hacer las cosas que lamentablemente le hicieron a usted, entonces se negaron a entregarme las actas, no me pagaron la cesta ticket por los días trabajados, y dejaban corren en las comunidades que yo no trabajaba, que tenia eso vuelto un desastre, incluso llamaron a personas de la propia Universidad de Carabobo a hablar mal de mi persona, a pesar de que la actual directora de estado aquí en Carabobo es de la Universidad, protestada en la UC, aquí todas y todos nos conocemos.

Además de que dejaron correr por correo una sarta de mentiras con respecto a las directoras del Gabinete de María León, pero la historia no se detiene la dialéctica es innegable y pronto dejaron ver que debajo de la piel de corderitas están una mujeres, ignorantes de su condición de mujeres, hembristas, fustigadoras, maltratadoras, con conducta de derecha y demasiado poco efectivas y permítanme esa redundancia, pero amiga esos son avatares, cuando el árbol da frutos, se le tiran piedras.

Lo más lamentable es el atraso tan gigante que hemos dado en cuestión de Género, eso es lo lamentable, tantos cursos, tanto empeño en que hombres y mujeres entendamos la solidaridad y más allá la solidaridad de género, es decir la Sororidad, tenemos una Ministra que cuando habla no nos identifica como mujeres “con esa triste frase de; Mujeres al Poder”, de quien la tomó, yo estoy segura que no fue de Olimpia de Gouges (1748-1793), menos de Flora Tristán (1803-1844), Dolores Ibarruri “La Pasionaria”.(1895-1989), Clara Zetkin (1857-1933), Rosa Luxemburgo (1895-1919) Alicia Moreau de Justo (1885-1986), Eumelia Hernández (1914-1990), Argelia Mercedes Laya López. (1926-1997), ni de nuestra María León, por sólo nombrar algunas de nuestra defensoras de la mujer a través de la historia. Así que paciencia, paciencia y más paciencia y mientras “Palabra, palabra, palabra de mujer, la espada de Bolívar la haremos florecer”

Dra. Elena Ibarra

Una Comunista
ibarraelena@gmail.com

No hay comentarios:

Género con Clase Impreso