sábado, agosto 07, 2010

Nueva Constitución de Kenia hace justicia a las mujeres

Por Susan Anyangu-Amu (IPS) - Las keniatas tienen esperanzas y expectativas de futuro tras la aprobación de la reforma constitucional en su país esta semana.

La historia de Elizabeth Chazima se repite hasta el cansancio en este país africano. A principios de los años 90 perdió su vivienda porque su esposo la vendió sin avisarle.

"Teníamos una casa modesta que habíamos comprado a la alcaldía", dijo a IPS en su pequeña tienda de comestibles de Nairobi. "Una mañana helada, mis seis hijos y yo nos despertamos con fuertes golpes en la puerta. Eran escandalosos jóvenes contratados para sacarnos de allí", añadió.
"Nunca vi el dinero de la venta", se lamentó.

Chazima trató de reclamar un resarcimiento, pero fue en vano porque no tenía derechos legales sobre la propiedad familiar que contribuyó a pagar.La nueva Constitución dispone la eliminación de la discriminación de género en las leyes, las costumbres y en la gestión de la propiedad. Resta aprobar leyes acordes.
Poco más de 67 por ciento de los keniatas que el miércoles concurrieron a las urnas aprobaron la nueva ley fundamental.



"Mi madre enferma viajó para votar", relató Ann Njogu, presidenta del no gubernamental Centro de Conciencia y Educación sobre Derechos. "Dice que finalmente podrá tener derechos sobre la tierra estando casada o aun divorciada", añadió.

NUEVO AMANECER PARA LAS MUJERES

La nueva Constitución permitirá proteger los derechos de propiedad de la mujer en el matrimonio, señaló Njogu.

Las mujeres no podían heredar de sus padres ni tenían derechos sobre sus bienes cuando el esposo moría, según las normas tradicionales vigentes en Kenia.

"Es un momento histórico para las mujeres de este país que luchan desde hace años por los derechos de sucesión", señaló Njogu.

Hay un proyecto de ley establece la obligatoriedad de registrar todos los matrimonios, incluso los que se realizan realizados de manera tradicional. De esa forma se pueden proteger los intereses de una mujer viuda frente una disputa con sus parientes políticos por la propiedad de la tierra o de la vivienda.

La tradición indica que son los parientes políticos quienes atestiguan la existencia de la unión, pues son quienes supervisan el matrimonio. Es poco probable que frente a una disputa por la sucesión de bienes vayan a ayudar a la viuda y a sus hijos.

Las esposas también quedarán a salvo de los reclamos hechos por mujeres que alegan haber contraído casamiento con el difunto a la manera tradicional, una situación común en este país.

Además se prohibieron prácticas tradicionales como la mutilación genital femenina.

REPRESENTACIÓN EN LOS PROCESOS DE DECISIÓN

Las keniatas han sido tratadas como ciudadanas de segunda clase. Las mujeres son el sector social más marginado en este país, indicó Njoki Ndung’u, integrante del Comité de Expertos, encargado de redactar la nueva ley fundamental.

"Las necesidades de las mujeres se reflejan rara vez en las políticas nacionales, pese a ser 50 por ciento de la población, porque no ocupan los cargos de decisión que distribuyen el poder y los recursos", explicó.

"Con la nueva Constitución, eso cambiará porque hay más de 40 beneficios, desde el un lenguaje sin discriminación de género hasta cambios en la vida cotidiana, como la derogación de preferencias sobre la base del sexo, el embarazo o el estado civil", dijo Ndung’u a IPS.

Uno de cada tres cargos electos en la función pública están ahora reservados a las mujeres, precisó Ndung’u con optimismo.

Las mujeres ocupan menos de 10 por ciento de los asientos del parlamento. Su representación en el gabinete y otros cargos de gobierno es aun menor.

PRESUPUESTO CON PERSPECTIVA DE GÉNERO

Los asuntos femeninos rara vez son considerados prioritarios en el diseño de políticas y en los presupuestos, señaló Ndung’u, quien impulsó en 2006 la histórica Ley sobre Delitos Sexuales en un parlamento con mayoría masculina.

La nueva estructura de transferencia del gobierno central al regional también beneficiará a las mujeres porque el presupuesto nacional se ajustará más a las necesidades locales.

Por lo menos 15 por ciento del presupuesto nacional será gestionado por las autoridades locales, a diferencia del anterior tres por ciento.

"La inyección de fondos será un tremendo impulso para las mujeres, quienes suelen desempeñarse en el sector informal y tener pequeñas y medianas empresas. lo que se traduce en una mejoría para la economía general del país", precisó.

"Si inviertes en las mujeres, inviertes en todo el país", añadió.

JUSTICIA MÁS CERCA

Las mujeres discriminadas ahora podrán defenderse ante la justicia y recurrir a la Comisión Nacional de Equidad y Derechos Humanos, gracias a un nuevo proyecto de ley. Al aplicárseles honorarios a ese tipo de casos, el proceso será hará más fácil.

No hay comentarios:

Género con Clase Impreso