martes, agosto 31, 2010

Carmen Murias: "El neoliberalismo ha provocado las mayores desigualdades entre hombres y mujeres"...

Raquel Quelart
Este año se celebra la tercera acción internacional de la Marcha Mundial de las Mujeres (MMM), una plataforma que aglutina a más de 6.000 asociaciones feministas de todo el mundo. Carmen Murias, de 55 años de edad y activista en diferentes grupos feministas desde mediados de los setenta, forma parte de la representación que tiene el movimiento en Catalunya. La organización lucha contra las causas estructurales de la pobreza y la violencia contra las mujeres pero, sobre todo, contra el capitalismo global, a quien responsabiliza del crecimiento de las desigualdades sociales y estructurales que padecen hoy millones de mujeres.

Las acciones de la Marcha, que se llevan a cabo cada cinco años, finalizarán el próximo 17 de octubre en la ciudad de Bukabu, en la República Democrática del Congo. Lugar donde viajarán centenares de activistas, una gran parte procedentes de otras zonas del continente africano, para denunciar las violaciones, muertes y situaciones inhumanas de las que son víctimas miles de mujeres cada día.

- ¿Qué es la Marcha Mundial de las Mujeres?
- Un movimiento feminista que lucha contra las causas estructurales de la pobreza y la violencia contra las mujeres. La MMM forma parte de una amalgama de grupos de resistencia que se oponen al capitalismo y al militarismo imperial. También recoge la visión feminista que no puede quedar al margen en la construcción de las alternativas.



- ¿Cómo se originó?
- Se remonta al año 1995, cuando las mujeres de Quebec organizaron una marcha, que ellas llamaron del "pan y las rosas", aludiendo a las mujeres obreras de principios de siglo. La movilización tenía como objetivo denunciar los efectos de las políticas neoliberales sobre las mujeres. Esta experiencia la llevaron a Beijing y allí, en la conferencia alternativa, se gestó la idea inicial de la MMM.

- ¿Y qué ocurrió?
- Durante los siguientes cinco años se construyó una plataforma reivindicativa para denunciar los efectos del neoliberalismo y el patriarcado en las condiciones de vida de las mujeres. Se denunciaba el papel del Fondo Monetario Internacional (FMI), del Banco Mundial (BM), las políticas de ajuste estructural y el mecanismo de la deuda externa como instrumento de dominación.


- En el 2000 la Marcha organizó su primera acción feminista internacional con la presentación de los documentos elaborados a la ONU y dos grandes manifestaciones simultáneas, una en Nueva York y otra en Bruselas donde participaron más de 50.000 mujeres.

- El capitalismo global ha perjudicado a la mujer…
- ¡Y tanto! Por culpa del capitalismo han aumentado las desigualdades sociales, que afectan de manera especial a las mujeres. Este sistema es sexista y se sostiene, aunque no sólo, con el trabajo gratuito o mal pagado de las mujeres. Cada vez trabajamos más y tenemos menos acceso a los recursos. Sustituimos al Estado cuando recorta gastos sociales, las actividades de la economía sumergida se duplican para atender a las necesidades de las familias en los países pobres, donde las niñas dejan la escuela para trabajar...¡Las mujeres representan hoy el 70% de los pobres del planeta!

- También ha habido un aumento de la violencia contra las mujeres.
- En parte, a causa de la proliferación de ideologías fundamentalistas, ya sean religiosas o no, que atacan directamente las propuestas del feminismo y los derechos de las mujeres. Por otro lado, estamos delante de un proceso de remilitarización de las relaciones internacionales, que va ligado también a un incremento de la violencia contra las mujeres.

- ¿Qué tipo de violencia?
- Prostitución, trata, pornografía, violación de mujeres y niñas en zonas con presencia de bases militares o ejércitos extranjeros. En el caso de conflictos bélicos, el uso y abuso de la violación como arma de guerra, un hecho que se repite en cada uno de los conflictos armados, desde Bosnia hasta el Congo.

- ¿Cuáles son los campos de acción de la Marcha?
- La paz y la desmilitarización, la violencia contra las mujeres, los trabajos que ejercen, la defensa de los servicios públicos y los bienes comunes que incluye la lucha por la soberanía alimentaria.

- ¿Qué es la soberanía alimentaria?
- El término surgió como una propuesta de la Vía campesina en el 1996 en la cumbre de la FAO de Roma para acabar con el hambre en el mundo. Se refiere a que los pueblos y territorios puedan definir libremente su política agrícola. Es una propuesta alternativa al modelo agroindustrial dominante, un enorme negocio al servicio de las multinacionales de la alimentación y la distribución que pone en el mercado alimentos caros y nada saludables.

- ¿En qué afecta a las mujeres?
- Están presentes en la lucha contra la privatización de las tierras para dedicarlas a otros negocios más rentables, como los agrocombustibles por ejemplo, del agua, de las semillas. Ellas se organizan y reclaman acceso a la tierra y a los recursos en igualdad de condiciones, que se reconozcan sus saberes y conocimientos, y ser incluidas en la construcción de la Soberania Alimentaria. Es lo que ocurre con Argentina, un país que, a pesar de ser muy rico agrícolamente, tiene que importar alimentos ya que buena parte de sus cultivos están dedicados a la soja, con la que se da de comer a las vacas europeas y se hacen agrocombustibles.

- ¿Cuál es el rol que asumen las mujeres en la agricultura de subsistencia?
- Los datos nos dicen que a nivel mundial la propiedad de la tierra en manos de las mujeres no llega al 2%, pero que más de un 45% de los alimentos que se consumen son producidos por mujeres y que en África este porcentaje se eleva al 80%. La desaparición de esta economía de subsistencia supone una pérdida de autonomía de las mujeres y un enorme riesgo para todas aquellas personas que se alimentan de sus productos, que son las más pobres.

- ¿Y qué ocurre con las semillas?
- Los campesinos siempre han controlado las semillas de una cosecha a otra, mientras que las semillas modificadas genéticamente (transgénicos) están bajo el control de grandes multinacionales. A partir de ahora las y los campesinos no sólo tendrán que comprar las semillas, sino también los abonos y herbicidas a la multinacional de turno. Y los datos sobre los efectos en la salud humana son cada vez más alarmantes.

- ¿Por qué finalizar la tercera acción internacional de la Marcha en la ciudad congolesa de Bukabu?
- Por las características especiales que la guerra adquiere en la zona, donde ha habido decenas de violaciones, secuestros, esclavismo y muertes de mujeres y niñas a causa de la utilización de la violencia por parte de grupos armados. Otra de las cosas, y muy importante, es porque existen organizaciones de mujeres haciendo una imporante labor.

- Otro de nuestros objetivos es denunciar el conflicto del Congo, del cual casi no se habla, y desenmascarar lo que hay detrás de él. Suelen venderlo como una guerra étnica, cuando en realidad hay enormes intereses en los recursos naturales de este país por parte de multinacionales y en la venta de armas.

- La lucha contra la desmilitarización es otro aspecto que defiende la Marcha.
- El pasado mes de agosto tuvo lugar en Colombia el Encuentro de Mujeres y Pueblos de las Américas contra la Militarización. Pretendía denunciar el aumento de los gastos militares, hechos como el acuerdo militar Uribe - Obama, el golpe militar en Honduras que amenaza cualquier proceso de carácter social en la región, y el uso de la fuerza militar para apropiarse de los recursos naturales en un momento de reestructuración del capitalismo. Se trataba de denunciar también los efectos que esta militarización está teniendo de manera particular sobre las mujeres.

- Algo que se suma a la dramática situación de violencia que ya vive este país desde hace años.
- En Colombia hay una violación constante de los derechos humanos: decenas de desaparecidos, el asesinato de civiles a sangre fría (los mal llamados falsos positivos), los desplazamientos forzados, ataques a la soberanía alimentaria, la falta de acceso al agua, a la educación..., y los movimientos sociales están siendo criminalizados.

- ¿Y qué ocurre en la base militar de Palanquero?
- Es una de las siete bases incluida en el tratado entre Estados Unidos y Colombia, ahora invalidado por la corte de justicia. Se realizó un estudio que constató un alarmante incremento de la prostitución y de las violaciones, así como la existencia de sitios de Internet que ofrecen servicios de prostitución y catálogos de fotos de mujeres y niñas hechas en las poblaciones cercanas a esta base militar.

- También hay desigualdades entre hombres y mujeres en los países occidentales.
- Las luchas de las mujeres y feministas han arrancado muchas mejoras, pero estamos lejos de acabar con la explotación y la opresión. En el ámbito laboral, ellas suelen ocupar sitios de trabajo precarios, malpagados, que no les permite una independencia económica, lo cual no quiere decir que haya excepciones. Pero cuesta romper el techo de cristal. Por ejemplo, en Catalunya la diferencia salarial entre hombres y mujeres llega al 30% de media.

- ¿Pero no existían estas diferencias antes de que empezara la globalización capitalista?
- Sí, pero es en esta fase del neoliberalismo donde se han producido las mayores desigualdades, ya sea entre países, sociales o entre hombres y mujeres.

- En los últimos años los grupos feministas han visto perjudicada su imagen. ¿Cómo valora este hecho?
- Lo que hay que dejar claro es que el feminismo no va en contra de nadie, no se puede contraponer feminismo a machismo. Simplemente, es un movimiento político de las mujeres a favor de las mujeres, para mejorar sus condiciones de vida y luchar contra las desigualdades estructurales de una sociedad que ha sido organizada para los hombres.

- ¿Cuál es la clave para romper el techo de cristal del que hablaba?
- Acabar con el capitalismo, por su carácter patriarcal y machista. Sustituirlo por otro sistema basado en la justicia social y la igualdad entre hombres y mujeres.

No hay comentarios:

Género con Clase Impreso